miércoles, 18 de marzo de 2009

EL PREGÓN DEL AYER...

"Desde que ya hace más de un cuarto de siglo se iniciase la andadura de esta revolucionaria forma de vivir la Semana Santa en esta Noble y Leal villa, no hemos tenido otro objetivo, aquéllos que la integramos, que pregonar a Jesucristo, y caminar hacia Él de la mano de María del Consuelo.

Y si por algo se ha caracterizado nuestra hermandad, durante estos años ha sido por aglutinar a muchos de los mejores y más auténticos cofrades de nuestra capital. Y todos y cada uno de ellos; tanto los que continuáis al frente de esta fragata, como los que seguís haciendo tanto bien a nuestra Semana Santa desde otras cofradías, o los que simplemente habéis optado por pasar a la retaguardia de estos lares, habéis pregonado como nadie, cómo se debe hacer Cofradía y como se debe vivir en Cofrade.

El pregón del ayer, es el pregón del reconocimiento a aquéllos que de una forma u otra, habéis hecho grandes estos sentimientos. Vuestra dignidad, vuestro reconocimiento, es nuestro propio reconocimiento. Y es que el respeto a aquéllos que trabajaron o continúan trabajando por hacer grande nuestra Cofradía es el respeto a los que, dejando casa, padres o madres, novias, mujeres, hermanos o hijos, han construido y construyen puentes en los caminos de evangelización de la Iglesia del siglo XXI.

El amor de los cofrades de la Flagelación por el Señor de la Bondad y María del Consuelo, no puede verse nunca oscurecido por nubarrones de oportunismo de aquéllos para los que las Cofradías y el “nimbo de cofradierismo” que las rodea no son sino su forma de gastar su abultado tiempo libre.

Por eso desde aquí mi reconocimiento a todos mis hermanos, los que abandonaron el andamio, y los que continúan trabajando en pos de un sueño hoy hecho realidad con cada luna de parasceve."

Extracto del Pregón de D. Miguel Barba de la Cofradía de la Flagelación 2009

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.