sábado, 26 de junio de 2010

NUESTRA GENTE BUENA DE VERDAD. CAPITÁN TORRES


Mi coronel, mañana está previsto un tiempo espléndido. Hará sol todo el día", dice firme un militar español ante el coronel Miguel Martín Bernardi, jefe de la nueva base española en Qala-e-naw, la capital de la provincia de Badghis.

Otro enumera los incidentes que han ocurrido en el conjunto de Afganistán. Un tercero detalla los que han tenido lugar en Badghis, que no son pocos y donde se concentra buena parte del contingente español en Afganistán. Uno más habla de la operación Come on (Vamos), en la que han participado las tropas españolas para ayudar a hacer el relevo a un batallón del ejército afgano destacado en Bala Murghab, la zona más caliente de la provincia. Los militares españoles han facilitado la llegada de los nuevos efectivos afganos hasta Bala Murghab y la salida de los desplegados allí, por la denominada ruta Lithium, que conecta el sur de Badghis con el norte y que es una de las vías más peligrosas de la provincia. Allí es donde un militar español resultó herido el pasado 14 de abril a causa de un artefacto explosivo.

Otro militar menciona la operación Grande Freddo, en la que también participan las fuerzas españolas. Y algunos más hablan de cuestiones logísticas, proyectos de impacto rápido, escoltas a los trabajadores de la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo y un sinfín de temas más.

Cada día a la seis de la tarde (dos horas y media menos en la península), los militares españoles dan parte del trabajo realizado durante la jornada al coronel Bernardi. Oyéndolos hablar, uno tras otro, uno se da cuenta de lo mucho que las tropas españolas hacen cada día en la provincia. Y no sólo eso, también la coordinación que mantienen con las fuerzas de otros países y organismos internacionales.

En el punto de situación –así se llama la reunión para la recitación del parte diario- también intervienen representantes de las fuerzas estadounidenses, del Departamento de Estado norteamericano, e incluso de Naciones Unidas.

El capitán español Jesús Torres explica que, desde final de marzo –cuando el nuevo relevo español llegó a Qala-e-naw y se incrementó considerablemente el número de tropas, con unos 500 efectivos suplementarios- se han dado pasos de gigante en el trabajo conjunto con las fuerzas estadounidenses y las afganas.

Desde entonces existe un centro de coordinación operativa provincial, que son unas cuantas dependencias dentro del perímetro de la comisaría de la policía afgana en Qala-e-naw –algunas de ellas, un tanto desangeladas, con el mobiliario básico y poco más-, en las que trabajan mano a mano militares estadounidenses, españoles y afganos. "Desde allí se coordinan toda las operaciones de la policía y ejército afganos, los servicios de inteligencia, y los efectivos de Estados Unidos, España e Italia", precisa el capitán Torres. Es decir todas las fuerzas destacadas en la provincia.

El teniente estadounidense José Alfredo Martínez también asegura que la coordinación ahora con el contingente español en Badghis es excelente, y por si hubiera alguna duda, su cara de satisfacción cuando se le pregunta por tal cuestión da fe que es así. "Cuando encontramos un artefacto explosivo en el camino, pedimos apoyo a las tropas españolas. O cuando nos vemos en problemas, quien acude a ayudarnos también es la fuerza de reacción rápida española".

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/04/22/internacional/1271908114.html

Fotografía y texto: elmundo.es

1 comentario :

  1. Gracias Albertito.
    Por cierto, si hacéis otra cena de gente buena espero que me invitéis, que ya me queda poco para estar por allí.
    Un abrazo muy fuerte a todos.

    ¡¡VIVA ESPAÑA!!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.