martes, 29 de marzo de 2016

HAS DEJADO QUE SE VAYA


Has dejado que se vaya, no has querido atraparla con un abrazo eterno de esperanza, has visto como llegaba y te susurraba al oído, te removía las entrañas de tu ser, te hacia galopar a golpe de corazón veloz, se ha marchado.
Sin embargo volviste a tenerla en tus manos apretadas, cuando raudas querían deshacerte de las tuyas para que ellas cogiesen el primer caramelo, has visto sus ojos iluminarse como los tuyos cuando alto, negro, afilado, un capirote, el primer capirote de este año pasaba delante de ti.
Has tenido la oportunidad de mirarlo frente a frente en el pasaje de la Merced veinticinco años después, has tenido la oportunidad de saber que ese pasaje para ti y para El es El suyo, pese a todo y pese a todos.
Viste, sentiste como un barrio llora con lagrimas de colores en la plaza de Sor Ángela a la patrona de ese barrio, acariciaste el silencio de la noche más mágica del año y con mas Esperanza que ninguna otra, para irte a dormir a sabiendas que su Luz seguiría brillando en su rachear Nazareno.
Tocaste la Piedad parada, y sin darte cuenta te encontraste solo en otra madruga, que daría paso a la Soledad esta vez de un hijo al que le faltaba el padre.
Déjala que se vaya, no la detengas, volverá en tu memoria siempre que la llames, volverá, como cada año, y la esperaras con ansias de sujetarla, de amarrarla, pero no es tuya, es la vida la que pasa, ella siempre se queda.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.