domingo, 2 de diciembre de 2012

ADVENTUS



Hace tiempo que no toco Tus plantas, no beso Tus pies, y sin embargo presiento que vienes, que como siempre Estas a punto de llegar, porque aunque no Te roce siento Tu presencia, se que estas ahí y además ahora aunque de otra manera Estas tan cerca, que Tu llegada me Consuela.

No te cambio por nadie, porque siempre eres Tu, no dejo de mirarte, porque aunque Tu no me mires, yo se que detrás de esos ojos cerrados llenos de Caridad, siempre esta Tu Bondad infinita, y aunque no pueda sentir el frio helador de Tu columna, puedo acariciar la madera que nos ha dado la vida, la madera de Tu cruz redentora.

Estas al llegar y sin embargo ya te tengo entre mis manos, el tiempo que ha de venir, nos hara verte como siempre cuando Te rezo, desnudo, con una mirada vestida de Amor, porque siempre eres Tu, siempre El mismo, cuando te veo bondadoso, cuando te veo caritativo o cuando Te espero en la venida pronta de la Navidad.

Ven Señor no tardes que aunque gocemos de Tu presencia cada dia, deseamos sentir ahora mas que nunca la Bondad de un Dios que se torna Caridad, Ven Señor no tardes y cambiaremos solo por unos días la madera de tu Pasion, por la llegada de una Esperanza llena de alegría, donde el agua de los arroyos del Belen, purifique nuestras vidas. Ven Señor no tardes, Ven que Te esperamos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.