miércoles, 12 de agosto de 2009

EL EJEMPLO DE MONTESIÓN

Por Basilio García "Kiski"

Vistos los acontecimientos de los últimos años en la Hermandad de Montesión parece mentira que ahora haya que felicitarles por la ejemplar decisión que han tomado en materia de martillos.

La destitución de Pepe Monge no sólo estaba cantada sino además merecida. En primer lugar porque los pasos, nos vendan la moto que nos vendan, no iban bien en general, y si en algún momento iban a mejor se trataba más de un milagro que fruto de un trabajo con criterio; en segundo lugar por el marrón en el que metió a la Hermandad hace dos años cuando se encaprichó de meter a una mujer a ensayar; y en tercer lugar por la poca dignidad que mostró este capataz entonces, removiendo cielo y tierra para seguir tocando el martillo, y la que está demostrando a posteriori de su destitución, recogiendo firmas para que lo admitan. Las cosas todas tienen su tiempo, y su tiempo en los martillos de la Plaza de los Carros ha terminado. Aceptelo, y no vuelva a dejar su dignidad por los suelos.

Llegados al punto en que el misterio de la Oración en el Huerto y la Virgen del Rosario no tenían capataces, la forma de actuar de la junta es, para mí, ejemplar. Se acuerda que cada paso sea sacado por un capataz y que el cargo, como antiguamente, se renueve cada año, evitando así aquellos capataces de la calaña del anterior. Además, en vista de que en la nómina de hermanos no hay capataces de garantías acuerdan traer gente de fuera, de calidad contrastada y que no sea capaz de movilizar a los costaleros en contra de los intereses de la corporación. Genial, mejor imposible.

Y lo mejor es que, pasadas las ruedas de entrevistas con los futuribles capataces, han sabido elegir más que sabiamente. Una cofradía así se merece tener lo mejor en los martillos.

Enhorabuena Hermandad de Montesión.


Ahora toca hablar de los futuros capataces.

A día de hoy no cabe duda de que hablar de Fali Palacios es hablar de seguridad. La seguridad que aporta a la hora de mandar un paso y de conformar una cuadrilla. Ya tuvo la oportunidad de demostrar en La Cena que era capaz de lidiar con una cuadrilla de "hermanos" y los resultados fueron, desde el primer año, magníficos, alcanzando el misterio de los Terceros niveles nunca sospechados y que le colocan entre las mejores cuadrillas de paso de misterio. De Los Javieres y El Baratillo no hace falta decir mucho, cuadrillas consolidadas, peonazos de categoría y pasos que se pasean de principio a fin. Ahora le toca en suerte otro toro de los duros, pero no me cabe la menor duda de que saldrá adelante. De todas formas, es necesario recordar que a diferencia de otras hermandades que saltan mucho a la palestra últimamente, en Montesión el capataz no tiene el apoyo de la mayoría de la cuadrilla, así que con trabajo, dedicación y sinceridad seguro que Fali y Falito son capaces de poner en órbita a la cuadrilla de la Oración en el Huerto. Por cierto, ¿por qué se duda de que los Palacios saquen un paso con cambios? ¿Cuándo han tenido ellos la oportunidad de sacar un misterio susceptible de hacerle cambios?

Enhorabuena Fali Palacios.


Y tengo que reconocer que lo que más me llena de toda esta historia es el reconocimiento de Sevilla a Paco Reguera. Sus resultados han estado siempre ahí y sólo la inquina, envidia y desesperación han sido incapaces de reconocerle el trabajo. Paco Reguera es uno de los mejores capataces de Sevilla. Sí. No me cabe la menor duda. Aunque no se tome las cervezas con quien tenga que tomárselas, aunque no tenga debajo auténticos ultras que no saben distinguir el blanco del negro y a aquellos que se creen élite y capaces de decidir el bien y el mal. Lo repito. Paco Reguera es uno de los mejores capataces de Sevilla y, además, se ha convertido en los últimos años en una opción siempre a tener en cuenta cuando se ha cambiado un capataz. Pero de verdad. Como digo sus resultados están ahí, siendo el PASEÓN que cada Viernes Santo -que sale- le da a la Virgen del Patrocinio el detonante para que se le conceda el honor de pasear, como seguro que hará, a la Virgen del Rosario de la calle Feria. Y, además, dignifica el oficio como ya demostró el año pasado en Bellavista.

Enhorabuena Paco Reguera.


Y ahora hay que aclarar que estos son los capataces de Montesión porque los llamaron por teléfono, concertaron una cita con ellos en la Casa de Hermandad y la junta de gobierno se convenció de que eran la mejor opción. Si no te llaman y no vas a la Casa de Hermandad seguramente no vayas a ser nunca el capataz de Montesión.

Y con la misma historia una y otra vez desde principio de los 90 sin coger un solo paso.


Escrito extraído del Blog Entre Triana y Almería de mi amigo Kiski

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.